Gina Estapé | 7 Ideeas de desayuno para llevar
4652
post-template-default,single,single-post,postid-4652,single-format-standard,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive
 

7 Ideeas de desayuno para llevar

7 Ideeas de desayuno para llevar

En el día a día, somos muchas las personas que solemos llevarnos el desayuno al trabajo, ya sea porque no tenemos tiempo o porque nos levantamos sin hambre.

En estos casos es importante tener recursos para llevar, ya que si nos entra el hambre en el trabajo y no tenemos comida a mano es fácil que caigamos en la tentación de comprar cualquier cosa poco saludable en el supermercado de la esquina. Además, siempre será más económico traer el desayuno de casa que comprarlo.

En este articulo os propongo 7 ideas de desayuno para llevar que os pueden servir:

1. Muffins de huevo y verduras

Los huevos son una gran opción para introducir en el desayuno. Nos aportan proteína y grasas de buena calidad y nos generan saciedad. No obstante, llevarnos huevos para prepararnos una tortilla en el trabajo no sería la idea más práctica del mundo.

Por eso, preparaciones como la frittata o los muffins de verduras son alternativas sencillas y prácticas para poder desayunar huevos fuera de casa.

Preparar estas muffins de verduras es tan sencillo como:

  1. Saltear las verduras deseadas (se pueden aprovechar verduras sobrantes que tengáis en la nevera del día anterior).
  2. Batir los huevos en un bol con 1-2 cucharadas de crema vegetal para cocinar, una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y especias al gusto.
  3. Mezclar las verduras salteadas.
  4. Colocar la mezcla en moldes individuales de muffins.
  5. Hornear durante 25-30 minutos a 180ºC.

Variaciones: también puedes agregar tomates secos, trocitos de jamón ibérico, nueces, aceitunas negras…

2. Yogur de coco (o kéfir de cabra) con fruta y granola casera sin azúcar

Quizás estaréis pensando que esta combinación es poco práctica para llevar, ¡pero no lo es si tenéis una Jar to go de Lékué!. Un tupper en forma de tarro que permite separar los ingredientes secos de los húmedos para que así que no quede todo reblandecido. Sin duda es uno de mis gadgets de cocina favoritos.

Con la Jar to go  podéis colocar el yogur de coco o kéfir de cabra y la fruta troceada en el fondo del tarro y la granola en el compartimento separado para que se mantenga crujiente. Luego, en el trabajo, solo tenéis que mezclarlo todo y ¡listo!

Si lo preferís, la granola podéis cambiarla por frutos secos troceados.

3. Bocadillo de pan de trigo sarraceno

Un bocadillo también puede ser una opción saludable siempre y cuando se prepare con pan integral y un relleno de buena calidad. 

El pan ideal es aquel elaborado a partir de una harina de calidad (proveniente de un cereal integral y, a poder ser, ecológico), masa madre, agua y sal, y que se deja fermentar durante un largo período de tiempo (unas 12-15 horas). Des de mi punto de vista, una de las mejores opciones es el pan de trigo sarraceno. No obstante, si no tenéis problemas con el gluten, también podéis escoger un pan de centeno o espelta.

Otra opción es usar tostadas tipo “Pain des Fleurs” de trigo sarraceno. Para no tener que llevar las tostadas cada día, yo lo que hago es dejarme un paquete en el trabajo. Así solamente tengo que llevarme un aguacate o un poco de paté vegetal en un tupper para poder untar y ¡listos!.

En cuanto al relleno, lo más importante es escoger alimentos reales y evitar productos y fiambres procesados. Os dejo algunas ideas:

  • Aguacate, paté de aceitunas negras y rodajas de tomate
  • Tortilla a la francesa
  • Hummus con calabacín a la plancha
  • Paté de zanahoria y sardinas
  • Aguacate y jamón ibérico
  • Pimientos rojos asados con anchoas
  • Tahin, rodajas de plátano y canela
  • Crema de avellanas y cacao

 

4. Magdalenas de zanahoria y coco

Las magdalenas de zanahoria y coco son una opción saludable para aquellos que no puedan prescindir de un desayuno dulce. Están elaboradas solamente con ingredientes naturales y ¡no llevan ningún tipo de azúcar! El toque dulce se lo dan: el plátano y las pasas.

Ideales para preparar la noche anterior y poder llevar al trabajo.

5. Pieza de fruta + bolitas energéticas de frutos secos

Una preparación energética, fácil de elaborar y práctica para llevar al trabajo son las barritas o bolitas energéticas, preparadas a partir de frutos secos, fruta desecada y especias. Aquí os dejo una receta de ejemplo.

Son una preparación que nos aporta grasas saludables, proteína, fibra y minerales y que, además, nos generará saciedad para poder rendir toda la mañana.

Puedes llevarte un tupper o bolsita con 2-3 bolitas energéticas y, para acabar de complementar, una pieza de fruta que sea práctica de comer en el trabajo como el plátano, la manzana o las mandarinas.

6. Pudding de chia

El pudding de chia es una preparación práctica para llevar al trabajo porque solamente hay que mezclar la bebida vegetal con las semillas de chia y especias al gusto, tapar y llevar. El pudding tarda unos 20-30 minutos en formarse, así que cuando desayunemos en el trabajo ya lo tendremos listo. Además, si queremos añadir toppings, también podemos llevarnos un tupper pequeño a parte con frutos secos troceados y/o fruta.

En este caso, también será muy útil un recipiente como la Jar to go de Lékué. Nos permitirá llevar el pudding de chia y los toppings en el mismo recipiente, aunque en compartimientos separados.

7. Tupper con sobras del día anterior

Las sobras del día anterior también pueden ser una buena alternativa para desayunar. Un tupper con verduras (a las que podemos agregar un poco de aguacate, caballa en conserva o huevo duro) o un trozo de tortilla de patatas, calabacín o alcachofas pueden ser opciones saciantes y nutritivas.

Tan solo tenemos que colocarlo dentro de un tupper y ¡listo!.

No Comments

Post A Comment