Crema de calabaza, coco y jengibre
Una de las combinaciones más deliciosas para aprovechar la calabaza. Sin gluten y sin lácteos.
crema, sopa, calabaza, coco, jengibre, sin gluten, sin lácteos
16013
post-template-default,single,single-post,postid-16013,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Crema de calabaza, coco y jengibre

Cuando llega el Otoño y bajan las temperaturas, las sopas y las cremas de verduras se vuelven un indispensable en la cocina. Y es normal, ya que nuestro cuerpo nos pide alimentos reconstituyentes y que nos proporcionen calor.

La crema de calabaza es una de mis favoritas durante esta época del año porque nos proporciona una sabor dulce, suave y muy reconfortante. Además, se puede preparar en combinación con muchos otros ingredientes: con lentejas rojas, zanahoria, chirivía…¡Queda rica de todas las maneras! Aunque mi preferida, sin duda, es esta que os comparto hoy con leche de coco y jengibre.

La calabaza es una hortaliza que pertenece a las cucurbitaceas, una familia de plantas muy extensa a la cual pertenecen otras frutas y hortalizas como el calabacín, el melón, el pepino o la sandía. Existen muchas variedades de calabaza, cada una de un tamaño, forma y color diferente, y adaptada a las necesidades de su lugar de origen.
La calabaza destaca por su alto contenido el carotenos (pro-vitamina A), un flavonoide con grandes propiedades antioxidantes que ayudan al buen funcionamiento de la vista y a un mantenimiento de la piel y las mucosas. Incluso hay estudios que sugieren que los carotenos naturales pueden ayudar a la prevención de ciertos tipos de cáncer [1]. También contiene vitamina C, vitamina E, vitamina K y algunas vitaminas del grupo B, aunque en menor cantidad, y es  fuente de  minerales como manganeso, magnesio, cobre, potasio y calcio.
Además, la calabaza es una buena fuente de hidratos de carbono de absorción lenta. Gracias al sabor dulce que le aportan los carbohidratos, la calabaza puede resultar un alimento muy útil para ayudar a saciar el deseo por alimentos dulces menos saludables y ayudar a modular nuestra palatabilidad.

Es un alimento de temporada muy nutritivo. Así que ¡no te olvides de ella este otoño e invierno!

«Be there for others, but never leave yourself behind»

Crema de calabaza, coco y jengibre

Receta para 4 personas.

    Ingredientes

    • 1 calabaza mediana
    • 1 cebolla
    • 2 dientes de ajo (opcional)
    • 1 lata de 400 ml de leche de coco
    • 1 trozo de unos 5 cm de jengibre fresco
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Agua
    • Sal marina

    Elaboración

    1

    Pelamos y cortamos la cebolla a medias lunas. Pelamos los ajos y los machacamos.

    Calentamos una olla con aceite y salteamos la cebolla y el ajo durante 10 minutos con una cucharadita de sal.

    2

    Mientras, pelamos la calabaza y la cortamos a trozos medianos. Pelamos también el jengibre y lo rallamos finito.

    3

    Añadimos la calabaza, el jengibre y la leche de coco a la olla. Luego, añadimos agua hasta acabar de cubrir 3/4 partes de la verdura y una pizca de sal.

    Cuando empiece a hervir, tapamos y cocinamos durante 10 minutos.

    4

    Trituramos hasta obtener una crema homogénea.

    Si la preferís menos espesa, podéis rectificar añadiendo un poquito más de agua.

    5

    Servimos la crema y la decoramos con los toppings deseados: semillas de calabaza, chips de coco, avellanas troceadas…

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.