Guacamole
Uno de los grandes clásicos saludables para compartir en una comida pica-pica.
aguacate, guacamole, low carb, sin gluten, paté vegetal
16075
post-template-default,single,single-post,postid-16075,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Guacamole

Durante las fiestas de navidad se acumulan las comidas y cenas con amigos, familiares y compañeros de trabajo. Muchas veces la idea a la que más se recurre es la de hacer un «pica pica» ¿verdad?  algo fácil con lo que todo el mundo contribuye.

Si hay algo que nunca falla en un pica pica es ¡un guacamole! Es una opción muy buena para acompañar con crudités de verduras (zanahoria, calabacín, endivias) o tostaditas de trigo sarraceno.

El aguacate es una fruta muy especial ya que, a diferencia de las otras, contiene muy pocos azúcares y un mayor porcentaje de lípidos. Se trata de una combinación de grasas de muy buena calidad, mayoritariamente formada por ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a la prevención de una buena salud cardiovascular (tiene propiedades similares al aceite de oliva). Es interesante también su alto contenido en lecitina, necesaria en el metabolismo de las grasas y útil para mantener unos buenos niveles de colesterol.
Además, la grasa permite asimilar mejor las vitaminas y antioxidantes que contiene tanto el aguacate mismo como las de los alimentos con los que lo combinamos.

El aguacate contiene un alto porcentaje de fibra, mayoritariamente insoluble, vitaminas (E, C, K1 y grupo B, sobretodo B6 y B9) y minerales como el potasio y magnesio. Así como también una gran variedad de antioxidantes.

¿Sabías que existen muchísimas variedades de aguacate en todo el mundo? Aquí los más típicos son: el aguacate bacon, que tiene una piel verde y muy finita, y el aguacate hass, que su piel cambia de verde a un negro o púrpura oscuro cuando está madura y es mas bien rugosa.

Es un alimento muy interesante y beneficioso para incluir en nuestra dieta y, además, ¡está riquísimo!
Aún así, todavía hay gente que no lo come o lo restringe de su alimentación porqué piensa que engorda por su contenido en grasa. Este es otro gran mito. El aguacate NO engorda, ni su grasa es mala.

De entrada, aunque comparado con el resto de frutas el macronutriente que más destaca es la grasa, la mayor parte del aguacate (un 80%) es agua y fibra, por lo que tampoco lo consideraría un alimento que engorde. Pero además, hay que recordar  que no debemos mirar si un alimento en sí engorda o no, sino que debe que tenerse en cuenta cómo es el conjunto de nuestra alimentación y estilo de vida (si hacemos deporte o no,  y otras circunstancias personales).

De hecho, existe un estudio publicado en Estados Unidos que muestra que el consumo de aguacate está asociado a una dieta de mejor calidad y un bajo riesgo de padecer síndrome metabólico en adultos. Aún que se trata de un estudio observacional, los resultados son claramente positivos.

Por otro lado, la grasa no es mala, es más, es necesaria. Lo que debemos procurar es consumir aquellas de calidad: aguacate, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, coco, huevos… Por lo tanto, consumir aquellas que provengan de alimentos reales, sin procesar. Y si es grasa de origen animal es muy importante tener en cuenta la calidad de vida, asegurarnos que han sido animales que han podido tener una actividad física y una buena alimentación, ya que sino la calidad de la grasa va a variar mucho.
La diferencia entre una grasa de buena calidad y una grasa de mala calidad está en como se comportan en nuestro cuerpo. Unas nos favorecen la salud cardiovascular y las otras la empeoran.

Por tanto, el aguacate es un alimento muy  nutritivo: nos aporta grasas y nutrientes de buena calidad, y si nos gusta, no lo deberíamos restringir en nuestra alimentación.

«Laughter is the universal medicine»

Guacamole

    Ingredientes

    • 4 aguacates
    • 1 tomate pequeño
    • 1/2 cebolla pequeña
    • 1 limón grande
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal marina
    • Opcional: cilantro

    Elaboración

    1

    Pelamos y cortamos la cebolla a cuadraditos bien pequeñitos. Lo colocamos en un bol.

    2

    Lavamos y cortamos el tomate por la mitad. Le quitamos las pepitas con la ayuda de una cuchara y cortamos el resto a cuadraditos pequeños. Los añadimos al bol con la cebolla.

    3

    Añadimos el zumo del limón, 1-2 cucharadas de aceite y una cucharadita de sal. Mezclamos y reservamos.

    4

    Cortamos los aguacates a dados y los añadimos al bol. Con un tenedor, vamos chafando el aguacate a medida que lo mezclamos con el resto de ingredientes para que quede todo bien integrado.

    5

    Probamos y rectificamos el sabor añadiendo más limón y/o más sal si le hiciera falta. ¡Listo!

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.