Salsa de brócoli
Una manera diferente de introducir esta beneficiosa hortaliza a nuestros platos. Es muy rápida y fácil de preparar y es ideal para acompañar tanto pescados como carnes de calidad, legumbres o verduras.
brócoli, salsa, sin gluten, low carb, sin lácteos, recetas sanas
16091
post-template-default,single,single-post,postid-16091,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Salsa de brócoli

¿Sabíais que la manera cómo cocinamos las verduras es importante, no solo para mantener al máximo sus propiedades nutricionales, sino también para preservar su sabor y mejorar las cualidades organolépticas?

No es lo mismo hervir un brócoli durante 10 minutos, que quedará poco terso, de color verde oliva y con ese mal olor tan característico, que hervirlo durante 4-5 minutos. El tiempo justo para que esté tierno y que no haga mal olor, que este terso y de color verde brillante.
Pero, además del tiempo de cocción, la textura también es muy importante a la hora de probar un alimento, ya que en función de cómo lo preparamos puede ser que nos guste más o menos. A veces podemos pensar que una verdura no nos gusta pero si la cocinamos de manera distinta quizás la percepción pueda cambiar y la salsa de brócoli que os quiero mostrar hoy es un gran ejemplo.

Se trata de una receta muy fácil y sencilla que consiste en triturar el brócoli hervido 4-5 minutos con aceite de oliva virgen extra y sal. Ya está. Pero ¡os prometo que el sabor cambia completamente! Si ya os gusta el brócoli ¡estoy segura que esta salsa os encantará! y si, por el contrario, no os suele gustar, os recomiendo que lo probéis porqué creo que os sorprenderá  ;).
Esta salsa es ideal para acompañar otros platos como pescado, carne o pollo de calidad, legumbres o verduras.

Al igual que la coliflor, el brócoli pertenece a la familia de las crucíferas o brasicáceas, pero este contiene un mayor número de vitaminas y minerales. Sobretodo destaca por ser rico en fitonutrientes que lo convierten en un alimento excepcional.

En cuanto a las vitaminas, el brócoli destaca contener una gran fuente de vitamina C (el doble que una naranja por la misma cantidad de producto). Por eso es un buen alimento para mezclar con otros que contengan hierro, ya que la vitamina C nos ayudará a aumentar su absorción. Aún así, hay que tener en cuenta que debemos cocinarlo poquito, ya que con el calor esa vitamina hidrosoluble tiende a perderse.
El brócoli también es fuente de vitaminas del grupo B (como la B9, B1 i B3) y contiene un buen aporte de pro-vitamina A en forma de betacarotenos.

En referencia a los minerales, el brócoli contiene calcio (sobretodo en el tronco), magnesio, potasio, hierro y azufre.
Este último resulta de gran ayuda para el hígado en ciertas vías de desintoxicación hepática.

El brócoli también contiene un gran número de antioxidantes que nos ayudan a eliminar los radicales libres del organismo.

Desde un punto de vista terapéutico, el consumo de crucíferas es de gran importancia porqué se ha descubierto que contienen elementos fitoquímicos anticancerígenos (los más importantes: los glucosinolatos). Por eso deberíamos incluir a menudo las hortalizas pertenecientes a esta familia.
Sólo se tendría que vigilar en caso de padecer hipotiroidismo, ya que los compuestos formados a partir de los glucosinolatos pueden bloquear la absorción y la utilización de yodo por la glándula tiroides. En estos casos se recomienda acompañar las crucíferas con algas o pescado, de todos modos, si es tu caso, es mejor que consultes con tu dietista-nutricionista.
Además, las crucíferas también contienen L-glutamina, un poderoso cicatrizante.

¿Cómo cocinar el brócoli de manera saludable?
Para no perder esas vitaminas hidrosolubles, lo ideal es cocinarlo al vapor, saltearlo al wok 4-5 minutos o escaldarlo 3-4 minutos. Podemos elaborar un cous-cous de brócoli, un salteado de brócoli con otras verdurass o hacer una salsa como la que os presento hoy.

«You can never cross the ocean until you have the courage to lose sight of the shore»

Salsa de brócoli

    Ingredientes

    • 1 brócoli grande
    • 50-60 ml de aceite de oliva virgen extra
    • 1 cucharadita de sal marina

    Elaboración

    1

    Calentamos agua en una olla mediana. Cortamos el brócoli a flores (el tronco podéis pelarlo y cortarlo a dados) y lo hervimos durante 4 minutos. Luego lo colamos y lo colocamos en un procesador de alimentos.

    2

    Añadimos el aceite y la sal y trituramos hasta obtener una salsa homogénea.

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.