Ensalada templada de boniato asado con salsa de tahin y limón
Una combinación de sabores brutal para disfrutar de una ensalada templada durante los meses de frío.
boniato, brócoli, tahin, ensalada, recetas sanas, sin gluten
16117
post-template-default,single,single-post,postid-16117,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Ensalada templada de boniato asado con salsa de tahin y limón

La verdad es que me ha costado decidirme para escoger que receta os compartiría, pero como los días aún son un poco calurosos me he decantado por una deliciosa ensalada otoñal que a mi me encanta preparar. El boniato y el brócoli cocidos le aportan un toque templado y así evitamos que sea una preparación demasiado fría. ¡Es perfecta para esta época!

Para esta ensalada queremos que el boniato esté tierno pero con un ligero toque crujiente y por eso lo prepararemos al horno. Además, para darle un toque especiado y más sabroso le añadiremos comino, tomillo, pimienta negra y pimentón.

En realidad podéis usar las especies que vosotros prefiráis, pero esta combinación que os propongo es mi favorita.

Por otro lado prepararemos el brócoli y podemos hacerlo de 2 maneras: hervirlo en agua con sal durante 4 minutos, para que quede cocido al dente y mantenga todos sus nutrientes, o al horno con aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. El sabor de las dos preparaciones es bastante distinto, así que escoger aquella que más os guste.
Además, a la ensalada también le añadiremos unas hojas de rúcula (que se podrían mezclar con hojas de espinacas o canónigos), tomates secos, alcaparras y piñones. Una combinación con distintos contrastes de sabores que queda riquísima.

Y para acabar de completar esta rica ensalada os propongo esta fácil y rápida salsa de tahin y limón.

«Most smiles are started by another smile.»

Ensalada templada de boniato asado con salsa de tahin y limón

Receta para 2 personas.

    Ingredientes

    • 300g de boniato
    • 1 brócoli pequeño
    • 6 tomates secos, previamente hidratados con agua o aceite
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Alcaparras
    • 2-3 puñados de rúcula
    • Piñones al gusto
    • Comino en polvo
    • Pimienta negra
    • Tomillo
    • Pimentón dulce

    Para la salsa de tahin y limón:

    • 1 cucharada colmada de tahin tostado
    • El zumo de 1/2 limón
    • 1/2 cucharadita de pasta de umeboshi (o 1/2 cucharadita de sal)
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 2 cucharadas de agua

    Elaboración

    1

    Calentamos el horno a 190ºC.

    2

    Pelamos y cortamos el boniato a rodajas finas y, luego, cada rodaja a cuartos. Una vez cortado lo colocamos en un bol.

    En un bol más pequeño, mezclamos unos 30-35 ml de aceite de oliva virgen extra con 1/2 cucharadita de comino en polvo, 1/2 cucharadita de tomillo, 1/4 cucharadita de pimentón y una pizca de pimienta negra. Luego, vertemos la mezcla por encima del boniato y mezclamos para que quede bien impregnado.

    3

    Cubrimos una bandeja con papel de horno y colocamos el boniato encima, bien repartido. Introducimos la bandeja al horno y cocinamos el boniato unos 15-20 minutos, o hasta que esté tierno y ligeramente dorado.

    4

    Cortamos el brócoli a flores pequeñas.

    Para cocinarlo tenemos 2 opciones:

    1. Hervirlo en agua con sal durante 4 minutos (para que quede cocido al dente)
    2. Aprovechar que tenemos el horno encendido para asarlo unos 10-15 minutos con aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.
    5

    Para montar las ensaladas: añadimos un fondo de rúcula en cada plato y repartimos el boniato asado y el brócoli por encima.

    Luego agregamos los tomates hidratados (cortados a tiras), alcaparras al gusto y piñones.

    6

    Para  la salsa, mezclamos el tahin, la pasta de umeboshi (o sal en su defecto) y el zumo de limón en un bol pequeño con la ayuda de una cuchara. Cuando esté bien mezclado, agregamos el aceite de oliva virgen extra y el agua y mezclamos bien hasta que quede todo bien integrado en una salsa homogénea.

    7

    Servimos las ensaladas con salsa al gusto por encima.

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.