Calabacín relleno de verduras y bechamel de coliflor
¿Te imaginas una bechamel sin lácteos ni harinas? ¡Descubre cómo prepararla de manera saludable con coliflor!
calabacín, bechamel, coliflor, verduras, cenas saludables, sin lácteos, sin gluten
16146
post-template-default,single,single-post,postid-16146,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Calabacín relleno de verduras y bechamel de coliflor

Llega el frío y ¡empieza la temporada de las crucíferas! Verduras muy interesantes nutricionalmente ya que nos aportan una gran cantidad de fitonutrientes, vitaminas, minerales y fibra.

Pues bien, hoy os comparto una receta en la cual aprovecharemos una crucífera de temporada, la coliflor, para versionar una de las salsas más conocidas de la cocina francesa: la bechamel.

La bechamel tradicional es una salsa blanca elaborada a partir de leche o crema de leche y harina, pero esta versión que os muestro hoy ¡no lleva ni lácteos ni harinas!, sino verduras (cebolla y coliflor) y un poco de frutos secos (anacardos). Se trata, por lo tanto, de una salsa mucho más nutritiva y saludable.

Si no os gusta la coliflor, ¡No panic!, porque el sabor es muy distinto al de comer la coliflor hervida. Tenéis que probarla si o si, y después me contáis 😛 !

La bechamel de coliflor puede utilizarse para preparar unos canelones de berenjena, una lasaña de verduras o coliflor al horno con bechamel, así como también para acompañar platos con pescado azul, carne de pasto o unas sencillas verduras al horno. ¡Imaginación al poder! porque os puede servir para muchas cosas.

Otro ejemplo para utilizar esta salsa es el plato que os comparto hoy. Una receta que a mi me gusta mucho porque es súper sencilla y porque es una manera distinta y divertida de comer verduras. Se trata de calabacines rellenos a los que añadiremos la bechamel de coliflor por encima. ¡Está delicioso!

Los calabacines los podéis rellenar con aquellas verduras que más os gusten, o incluso podéis rellenarlas con carne de pasto picada o boloñesa de lentejas, para los que prefiráis legumbres. En este caso, yo he utilizado verduras de temporada como la calabaza, la zanahoria y las setas shiitake. Se saltea todo y ¡listo para rellenar!.

Otra opción que tenéis es cambiar el calabacín por berenjena, el proceso de elaboración seria el mismo aunque la berenjena requiere más tiempo de cocción inicial al horno.

Espero que os guste mucho esta receta y que os sirva para preparar platazos deliciosos con una bechamel mucho más sana y nutritiva.

«Take time to make your soul happy.»

Calabacín relleno de verduras y bechamel de coliflor

Receta para 2 personas.

    Ingredientes

    • 2 calabacines
    • 1 zanahoria
    • 1 trozo de calabaza
    • 6 setas shiitake
    • 1 diente de ajo
    • 1 cebolla pequeña
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Pimienta negra
    • Sal marina

    Para la bechamel de coliflor:

    • 1 coliflor mediana
    • 1 cebolla
    • 60 g de anacardos crudos (remojados 8h previamente)
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Agua mineral
    • Sal marina
    • Opcional para decorar: almendra molida
    • Opcional: 1 cucharada de levadura nutricional

    Elaboración

    1

    Pelamos y cortamos la cebolla para la bechamel a dados pequeños.

    Calentamos una olla mediana con aceite y salteamos la cebolla con una cucharadita de sal durante 10 minutos.

    2

    Cortamos la coliflor a flores y la añadimos a la olla. A continuación agregamos agua hasta cubrir 1/4 de las verduras. Cuando empiece a hervir, tapamos y cocinamos durante 10 minutos.

    Pasado este tiempo, vertemos el contenido de la olla en un procesador de alimentos.

    3

    Añadimos los anacardos (colados y enjuagados del agua de remojo), una cucharadita de aceite, una pizca de sal y la levadura nutricional (opcional). Trituramos hasta obtener una salsa homogénea.

    Si os ha quedado muy espesa, podéis hacerla más ligera con un poco más de agua o bebida vegetal. Reservamos la bechamel en un bol.

    4

    Calentamos el horno a 180ºC.

    5

    Lavamos los calabacines y les cortamos la punta superior. Después, los cortamos verticalmente y, con una cuchara, retiramos la pulpa de cada una de las mitades (con cuidado de no romper la piel). Reservamos la pulpa en un bol para después.

    6

    Untamos una bandeja de horno con un poco de aceite y colocamos los calabacines encima. Los aliñamos con un poco de aceite y una pizca de sal y los introducimos al horno durante unos 25-30 minutos, hasta que estén tiernos.

    7

    Mientras, pelamos y cortamos la cebolla a dados pequeños y pelamos y rallamos el ajo.

    Calentamos una sartén con aceite y salteamos la cebolla y el ajo con una cucharadita de sal durante 7 minutos.

    8

    Pelamos y cortamos la zanahoria y la calabaza a dados pequeños y lavamos y laminamos las setas.

    Agregamos la zanahoria, la calabaza, las setas, la pulpa del calabacín y una pizca de pimienta negra a la sartén y salteamos 10-12 minutos más, hasta que estén tiernas.

    9

    Rellenamos las mitades de calabacín con el salteado de verduras y, luego, las cubrimos con bechamel de coliflor por encima.

    Por último, podéis decorar con un poco de almendra molida por encima.

    10

    Introducimos de nuevo al horno y cocinamos durante 10 minutos más.

    Servimos.

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.