Crema de calabaza, shiitake y berenjena asada
Una crema calentita, reconfortante, saludable y llena de sabor. ¡La berenjena asada le da un toque delicioso!
crema, calabaza, shiitake, berenjena, cenas saludables
16020
post-template-default,single,single-post,postid-16020,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,cookies-not-set,mkd-core-1.1,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_600,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Crema de calabaza, shiitake y berenjena asada

Cuando llega el frío, ¡no hay nada mejor que una crema calentita! Además, con la gran variedad de verduras y hortalizas que tenemos, podemos llegar a preparar muchísimas variaciones distintas y riquísimas. En una semana, podríamos cenar cada día una crema distinta ¡sin tener que repetir! con, por ejemplo, calabacín, zanahoria, calabaza, espinacas, coliflor, brócoli, chirivía, etc.

Todos tenemos nuestras recetas estrellas, en mi caso una que nunca falla es la crema de calabaza, coco y jengibre, pero siempre esta bien probar nuevas fórmulas para descubrir sabores distintos. Así que este año me propuse crear alguna mezcla diferente.

Una verdura que me gusta muchísimo es la berenjena, bien asadita al horno es… DELICIOSA y ¡creo que nunca me cansaría de comerla! jaja 😛 . Pues bien, se me ocurrió que nunca había probado de añadir berenjena a una crema y pensé ¿por qué no?. Así que decidí que mi próxima crema, si o si, tenia que llevar berenjena asada.

La primera combinación que me vino a la cabeza fue con calabaza, otra verdura de la que soy fan. Dos ingredientes tan ricos tenían que quedar bien juntos. Así que preparé una primera versión con ellas. La verdad es que quedó muy rica pero tuve la sensación que le faltaba un poco de «marcha».
En ese momento, y de improvisación total, vi que tenia shiitake en la nevera, unas setas que tienen un sabor y aroma muy particulares, y decidí saltearlas y añadirlas. ¡Me encantó el resultado!

La verdad es que los sabores de la calabaza, la berenjena asada y los shiitake quedan muy bien una vez mezclados y, además, es una crema muy nutritiva.

Para servir la crema, yo he probado dos combinaciones: la primera con castañas cocidas y troceadas, una combinación que hace que la crema sea aún más otoñal y queda deliciosa. La segunda, con nueces pecanas y avellanas troceadas, que también queda muy rica. Podéis escoger una de estas dos o improvisar con otros toppings que más os gusten.

¡Espero que disfrutéis de la crema tanto como yo!

«Time is now.»

Crema de calabaza, shiitake y berenjena asada

Receta para 4 personas.

    Ingredientes

    • 500 g de calabaza
    • 100 g de setas shiitake
    • 1 berenjena mediana
    • 1 cebolla
    • 200 ml de caldo de verduras
    • 300 ml de agua
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Pimienta negra
    • Sal marina

    Elaboración

    1

    Calentamos el horno a 180ºC

    Cortamos la berenjena por la mitad y, con un cuchillo, hacemos cortes verticales y horizontales a cada una de las partes para que así se asen mejor al horno. Untamos una bandeja para horno con un poco de aceite y colocar la berenjena.

    Aliñamos cada una de las mitades de berenjena con aceite  y una pizca de sal e introducir la bandeja al horno. Dejamos asar unos 40-45 minutos , o hasta que esté tierna. Pasado este tiempo, retiramos del horno y reservamos.

    2

    Pelamos la cebolla y la cortamos a medias lunas.

    Calentamos una olla mediana con aceite y salteamos la cebolla durante 10 minutos con una cucharadita de sal.

    3

    Lavamos las setas shiitake y las laminamos. Pelamos la calabaza y la cortamos a trozos medianos.

    4

    Añadimos las setas shiitake a la olla y salteamos 10 minutos más.

    5

    Con la ayuda de una cuchara, retiramos la pulpa de la berenjena asada (no utilizaremos la piel) y la añadimos a la olla junto con la calabaza, el caldo de verduras, el agua, una pizca de pimienta negra y una pizca de sal.

    Cuando empiece a hervir, tapamos y dejamos cocinar durante 12 minutos.

    6

    Trituramos hasta obtener una crema suave y homogénea. Y, por último, servimos la crema y la decoramos con toppings al gusto.

    No Comments

    Post A Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.